Lipedema ¿Qué es? Síntomas y grados

Compártelo con tus amigos!

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Desde Uvali queremos profundizar un poco más en qué es el lipedema y cuáles son sus síntomas y grados de la enfermedad. Te hacemos un resumen en este artículo:

¿Qué es la enfermedad Lipedema?

El Lipedema es un  trastorno crónico que sufre alrededor del 16 % de la población femenina. Consiste en la proliferación excesiva de grasa (células adiposas) debajo de la piel que se da generalmente en la mitad inferior del cuerpo. La mayor complicación entre pacientes que sufren lipedema consiste en que los tratamientos de dieta y ejercicio no son efectivos a la hora de eliminar la grasa subcutánea. Podría decirse que la zona afectada se convierte en una especie de hucha donde la grasa se acumula siendo muy complicada o imposible su eliminación de forma natural.

¿A quién afecta el lipedema o lipoedema?

El lipedema es un trastorno de origen principalmente hereditario que padecen con mayor acusación las mujeres. Se estima que entre un 10 y un 20 % de la población mundial femenina se ve afectada por lipedema en mayor o menor grado, a excepción de las zonas orientales donde el porcentaje es mucho menor.

Lipedema en hombres

Según diversos estudios entre el 1 y el 2% de los varones pueden desarrollar este trastorno, convirtiéndose en un grupo marginal si lo comparamos con la cantidad de mujeres que lo padecen.

¿Qué tipos de lipedema existen? ¿Hay grados?

Sí, hay varios estadios en función del grado de volumen de grasa y la zona o zonas donde afecta. Existen los siguientes grados de lipedema:

grados de Lipedema

Grado I

La superficie de la piel presenta un aspecto normal y el tejido adiposo, la grasa, es blanda con la presencia de algunos nódulos.

Grado II

La piel se aprecia irregular a causa de una mayor presencia de nódulos que en la etapa anterior.

Grado III

La superficie de la piel se deforma debido al aumento exagerado del tejido adiposo, principalmente en la zona inferior (caderas y tobillos). Generalmente va acompañado de nódulos de diverso tamaño que se producen entre la grasa.

Grado IV

La afectación de los conductos y ganglios linfáticos es severa llegando a afectar a los piés. Se produce lo que denominamos el signo de CUFF, que se produce cuando la acumulación de grasa en el tobillo termina de forma abrupta antes del pie.

¿Cómo reconocer el lipedema? Síntomas más comunes del Lipedema

El desarrollo de este trastorno puede variar mucho en función de la persona afectada, tanto en extensión como en velocidad de crecimiento de la grasa en las zonas afectadas. 

  • A rasgos generales y en la mayoría de casos el lipedema comienza durante la adolescencia y se desarrolla progresivamente a partir de ese momento. El embarazo y la menopausia puede aumentar su incidencia y se estudia si los anticonceptivos orales podrían acelerar también su desarrollo.
  • Es frecuente que los primeros síntomas sean una sensación de cansancio e hinchazón en las piernas que se agrava con las altas temperaturas o durante la menstruación. 
  • Alrededor de un 30 % de pacientes, especialmente si son jóvenes o se encuentran en los primeros estadios (I o II), no sienten molestias en las piernas, siendo el único síntoma la desproporción que se genera entre la mitad inferior y superior del cuerpo.
  • En un 90 % de los casos el lipedema aparece primero en caderas y muslos, y posteriormente baja hacia las pantorrillas y tobillos. El 10 % restante comienza directamente en las pantorrillas y por encima de los tobillos.

¿Qué comer con lipedema?

La mala alimentación puede causar un desarrollo más rápido, debido a que la base del lipedema es la acumulación excesiva de grasa bajo el tejido adiposo. Si bien una dieta correcta no va a curarte, sí puede ralentizar la evolución del lipoedema.

Además, el lipedema se asocia con otras enfermedades. Su evolución está ligada en muchos casos a otros trastornos hormonales como el hipotiroidismo, la endometriosis y alteraciones del ciclo menstrual, así como a mujeres que padecen ovarios poliquísticos. En otros casos también está relacionado con diabetes tipo II, MODY o resistencia a la insulina.

Pueden requerirse pruebas adicionales como ecografías y resonancias magnéticas para corroborar que no se trata de otras dolencias.

 

Si tienes dudas o crees que puedes padecer de Lipedema. No dudes en ponerte en contacto con UVALI para asesorarte y estudiar tu caso de forma personalizada. Si tienes Lipedema, desde la Unidad de Lipedema de Valencia podemos ayudarte.

Noticias relacionadas

Tu caso tiene solución

¿Quieres que veamos tu caso para obtener una valoración?
Escríbenos y cuéntanos tu caso, nos pondremos en contacto contigo para concertar una cita y darte un diagnóstico preciso.

Queremos ser los responsables de tu nueva vida